Se prevé una sanción penal para quienes maltraten animales

TODA VIDA ES SAGRADA

Foto: Sadia Baudino

La comisión especial sobre Tenencia Responsable y Bienestar Animal que funciona dentro del Parlamento estudia una ley que prevé sancionar penalmente a quienes ejerzan maltrato. Por su parte, la Comisión de Tenencia Responsable y Bienestar Animal (Cotryba) del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) recibe unas 1450 denuncias anuales.

La Cotryba es el sector encargado de velar por el bienestar de los animales de pequeño y gran porte. En su página web es posible realizar denuncias por maltrato animal y durante el periodo de 2016- 2017 se efectuaron 1469, de las cuales 1341 tuvieron información suficiente para poder tramitarse. Los departamentos que realizan el mayor porcentaje de denuncias son Montevideo, Canelones y Salto (en el periodo comprendido entre 2016 y 2017 llegaron 257) y los principales motivos son el maltrato, abandono y envenenamiento.

Se entiende por maltrato animal el comportamiento irracional de una persona hacia un animal con el objetivo de causarle sufrimiento, estrés o incluso provocarle la muerte. Seres de cuatro patas, bolas de pelos y con narices húmedas forman parte del maltrato que algunos humanos ejercen sobre estas criaturas. Animales Sin Hogar (ASH) es una asociación civil sin fines de lucro fundada el 16 de noviembre de 2003 y tiene como propósito ayudar a los animales que se encuentran en situación de maltrato y abandono. La filosofía que traen aparejada sus integrantes se basa en un cuento llamado el niño y la estrella de mar, donde un hombre ve que un niño desesperado corre de un lado a otro sobre la orilla del océano con la misión de devolver a todas aquellas estrellas de mar que se quedan estancadas en la orilla a causa del movimiento de las olas. –¿Por qué haces eso? – Le preguntó el hombre.

Devuelvo las estrellas al mar – contestó el niño – Junto todas las que puedo y las lanzó lo más lejos posible para que no vuelvan de nuevo a la arena. Ya veo  – contestó el hombre –, pero tu esfuerzo no tiene sentido. Vengo caminando desde muy lejos y hay miles de estrellas ancladas en la arena. Quizás millones. Podrás salvar a unas pocas pero la inmensa mayoría morirá y todo tu esfuerzo no habrá servido para nada. El niño con un gesto de sorpresa en su rostro,  le mostró una pequeña estrella que escondía en la palma de su mano y antes de lanzarla al océano le dijo al hombre: “Para ésta sí que tiene sentido”.

En ASH tratan de salvar todas las vidas que pueden y esa es su misión principal. Cuentan hoy con un total de 1900 animales entre ellos 900 perros, 320 caballos,120 gatos, un mono, 600 gallinas y el resto son vacas, gansos y chanchos. Se dan en adopción los perros y gatos, el resto de los animales viven en la chacra para el resto su vida. Romina Prudente es voluntaria de ASH y explicó a SdR que “ningún organismo estatal tiene las herramientas suficientes para proceder ante las denuncias por maltrato animal”. Hay sólo algunas salvedades, explicaron desde ASH, por ejemplo cuando la policía recibe denuncias de vecinos por inconvenientes con perros de las llamadas “razas peligrosas” como lo son pitbull y rottweiler. En esos casos la policía habla con los dueños y tratan de solucionar el problema. El segundo caso es cuando se encuentran caballos tirados en la calle, ahí la policía interviene “de manera efectiva” y deriva el caso a un juez. La mayoría de las veces el caballo es requisado, es decir, se lo quitan a la persona que lo tenía a cargo y se lo otorgan a ASH.

Prudente expresa que “es muy difícil velar por el bienestar de perros y gatos, en paralelo con el bienestar de caballos y vacas porque por ejemplo para el MGAP el bienestar animal implica que una vaca llegue al matadero sin escaparse, y para nosotros el bienestar animal no es eso. Es no matarlo directamente. Es muy difícil que un ministerio que se encarga de que los animales lleguen al matadero, pueda ocuparse de que a otros no les pase nada”. La voluntaria agrega que con esa diferencia de perspectivas, “es complejo hablar con esa gente y gestionar un protocolo de seguridad para animales de pequeño porte como son los perros y gatos”. Prudente sostiene quenunca va a haber una comisión que pase por las puertas de las casas a ver cómo está el perro”.

Demasiada crueldad

El 16 de enero la ASH recibió un pedido de ayuda desde la localidad de Santa Rosa (Canelones). El denunciante sostenía que un individuo había quemado un perro pero el animal aún presentaba signos de vida y un terrible sufrimiento.

Desde ASH se recabó la información para dar con la ubicación del animal, que aún se encontraba en la calle y sin asistencia veterinaria. En pocos minutos el operativo de rescate estaba listo y dos integrantes de la organización fueron a buscarlo: “ya en camino, la misma persona que había solicitado ayuda, nos informa que veía como el dueño del perro, quien lo quemó inicialmente, se encontraba armado y se lo estaba llevando a un monte cercano”. El denunciante solicitó que intervinieran cuanto antes para que no le hiciera daño al animal y manifestó en reiteradas ocasiones su temor a las represalias de este individuo.

Lograron llegar hasta al animal, el cual estaba quemado y muerto. Se le hicieron placas que confirmaron la existencia de una bala en su cráneo que posteriormente fue extraída. El veterinario que realizó el procedimiento informó que el animal “presentaba dos agujeros en el cráneo con hemorragia alrededor, lo que implica que el tiro no fue postmortem”.

La Ley número 18.471 de Protección Animal (y modificaciones introducidas por la Ley número 19.355) establece en su artículo 3 que el sacrificio de este tipo de animales sólo puede realizarse por un médico veterinario, pero el animal ni siquiera tuvo la posibilidad de ser asistido por uno.

Un documento redactado por ASH sobre el caso manifiesta que están esperando a que “la Justicia y/o el Ministerio Público actúen de oficio dada la gravedad de los hechos. Estamos dispuestos a realizar la denuncia penal correspondiente si ésto no ocurre y solicitamos a través de las redes testigos que se animen a hablar, ya que todos los que se han comunicado con nosotros en forma privada manifiestan el gran temor que le tienen al sujeto por ser violento y andar armado. En este sentido, la violencia contra los animales es el primer indicio de una conducta que seguramente escalará y a la que es necesario ponerle un freno”.

Por otra parte desde Cortyba, el gerente Julio Pintos sostuvo que “cuando alguien mata a un perro, se hace una investigación a través de la policía y según las pruebas se procede a aplicar la sanción”. Y agregó: “en el caso de maltrato animal incluye la prohibición de tener mascotas, aparte de una sanción económica donde se incluye la requisa y el retiro de otras mascotas si es que tiene. Se hace, se ha hecho y también incluye la prohibición de tener mascotas por un período de dos años aproximadamente”. Ante la sanción económica la gente responde, sostuvo Pintos, y desde la Cotryba se les informa y recuerda que si la persona no paga la multa puede ir al clearing. La sanción económica oscila entre una y cinco unidades reajustables para los casos leves, las graves van desde cinco a 50, finalmente las muy graves rondan entre las 50 y las 250 unidades reajustables.

Walter Verri es diputado del Partido Colorado y actualmente preside e integra la comisión especial sobre Tenencia Responsable y Bienestar Animal, conformada por nueve diputados. Sobre la ley 18.471 de protección, bienestar y tenencia de animales que están estudiando, afirma que algunos de sus artículos ya se encuentran aprobados. Pero ahora evalúan la modificación de otros artículos como por ejemplo el que incluye la sanción económica, que “a veces es imposible cobrar”. Lo que se proponen desde la comisión es la existencia de una sanción penal para aquellas personas que ejerzan maltrato sobre los animales. Según adelantó Verri, luego de que estos artículos se ajusten, la ley pasará a la Cámara de Senadores para que siga su procedimiento.

Verri es defensor de los animales y expresa que “no le gusta la caza, ni la pesca”: “para mí habla de la sociedad el hecho de tener un trato humanista con los animales”. Además destaca ese aspecto de la corriente batllista: “aunque no lo creas todavía hay una influencia (de Batlle y Ordóñez) acá en Uruguay, gracias a él no existen las corridas de toros y ésto en otros países aún no se ha logrado”, concluyó Verri.

Buscar soluciones

Actualmente hay muchos animales que se encuentran en situación de calle y una salida a tanta reproducción es la esterilización, opina la becaria de Animales Sin Hogar. Pero eso implica un compromiso de las organizaciones involucradas: “Vos tenés que pensar en el costo y lo que significa para la gente que vive en contextos críticos el hecho de agarrar a todos sus animales y transportarse hacia el centro para esterilizarlos. Eso no es posible. ¿Por qué no vas y lo haces en esos otros lados? Y sólo cobras 200 o 300 pesos, es decir, el costo de los elementos que tenes que usar. Es ahí donde empieza el problema…”, opina Prudente.

ASH se sustenta con padrinos que colaboran todos los meses por diversas vías  (Antel, débito o crédito, depósitos en las cuentas de Abitab, Red pagos y Santander). También cuentan con un convenio con la marca Primocao para la alimentación balanceada de los perros, “lo que nos ayuda un montón”, dice la becaria. Finalmente, con las ventas del local ubicado en 18 de Julio  también obtienen algo de dinero y con las jornadas de recaudación “Va por los animales” tratan de saldar las deudas.

Desde que ASH cuenta con su propio local han aumentado las adopciones porque es más fácil acercar a los animales; aproximadamente adoptan seis por mes. Los corazones se agrandan cuando adoptas a un callejero, ellos también merecen una oportunidad de vivir a pleno.

Sadia Baudino