Debate sobre el voto de uruguayos en el exterior

¿VULNERACIÓN DE DERECHOS?

8º Encuentro de Migración y Ciudadanía. Foto: Leticia Rizzo

El debate sobre el voto de los uruguayos desde el exterior y si se está ante una vulneración de los derechos cívicos fue parte del 8º Encuentro de Migración y Ciudadanía, organizado por la Red de Apoyo al Migrante y el Consejo Consultivo Asesor de Migraciones, que se desarrolló el 23 de agosto en el Ministerio de Relaciones Exteriores.

La mesa de debate estuvo conformada por Mariana Mota, presidenta de la Institución Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo (INDDHH), Javier Gallardo, responsable del proyecto académico “Ciudadanía y derecho de voto extraterritorial en Uruguay”, de la Universidad de la República y de la Universidad de Southampton (Reino Unido), y Juan Carlos Quijano, representante de Departamento 20, del Consejo Consultivo (uruguayos que residen en el exterior). En ella se debatió sobre la vulneración de los derechos cívicos de aquellos uruguayos que residen en el exterior y sobre la implementación del derecho al voto.

Mota expresó que la INDDHH tiene el cometido de promover, proteger y defender los derechos humanos recomendando la aprobación de proyectos que den una mejor protección. Desde ese lugar, manifestó preocupación por la forma de abordar el tema del voto en el exterior. A su entender, la opinión en contra del voto tiene una mirada no inclusiva y se sustenta exclusivamente en negar el derecho de los uruguayos en el exterior.

Mota mencionó la Ley 19.654, que se promulgó el 17 de agosto, que interpreta los artículos 77 y 81 de la Constitución de la República y reafirma que “el hecho de residir fuera del país no obsta al ejercicio de los derechos y obligaciones inherentes a la ciudadanía”; dicha ley creó una comisión que deberá elaborar, en 120 días, un proyecto de cómo se va a instrumentar el derecho al voto (entre otras cosas, deberá proponer, por ejemplo, si es por vía epistolar, consultar, etcétera). Mota señaló que surgieron opiniones que califican la ley de inconstitucional. Al mismo tiempo, reprobó los argumentos que hacen hincapié en que los ciudadanos que votan deben tener total conocimiento sobre ello, porque dan por sentado que los uruguayos en el exterior desconocen la situación y lo que acontece en su país natal. Según Mota con la negación del derecho a voto se fomenta la división entre uruguayos.

El reclamo sobre el derecho al voto en el exterior, que tiene más de 30 años, también fue argumentado por el profesor de la Udelar Javier Gallardo, quien explicó la importancia de reflexionar sobre la condición de ser ciudadano. Recordó que en 1830 se consideraba que tenía esa condición únicamente quien se integraba a una asociación política; cuestionó la participación quienes eran considerados habitantes y no tenían derecho al voto. Con esa comparación, y en alusión a los miles de uruguayos que residen fuera del país, Gallardo explicó que hoy en día la noción de ciudadano no tiene tanto que ver con la residencia sino con la dimensión participativa, y subrayó que el concepto de habitante se asemeja a la situación de los uruguayos en el exterior.

A situación inversa, cuando se discutió el voto de los extranjeros que residen en Uruguay, Gallardo consideró que hubo varios intentos y reacciones de exigirle a los extranjeros que socializaran y que adoptaran nuestras costumbres. “Me pregunto si ahora no estamos presentando dificultades para incorporar al otro”, dijo, “así como se le pedía al extranjero que perdiera su identidad”.

Gallardo expresó que la construcción de la ciudadanía forma parte de la identidad, de la participación, y que no se debe perder de vista la participación de los uruguayos que están afuera. Se están definiendo límites entre nosotros y otros “definiendo una identidad constitutiva frente a otra que es periférica y secundaria”, agregó.

Para cerrar la charla, Juan Carlos Quijano, representante del Departamento 20 leyó la declaración final del V Encuentro Regional Europeo de Uruguayos en el Exterior, realizado el 17 y 18 de agosto en Copenhague, Dinamarca. En él, reivindicaron el interés por fomentar la continuidad de su participación y el sentido de responsabilidad que tienen como uruguayos en el exterior sobre el sistema político del país.

A partir de la ley interpretativa de los artículos 77 y 81 de la Constitución, los uruguayos residentes en el exterior elaborarán un comunicado para exhortar a los legisladores a participar de dicha interpretación y a buscar acuerdos interpartidarios. Solicitaron, además, apoyo de la opinión pública para hacer visibles los derechos cívicos y políticos que están siendo vulnerados.

Los uruguayos en el exterior tratan de elaborar respuestas ante “la situación de desigualdad para los y las uruguayas en el exterior”, dijo Quijano. Dicha desigualdad se da por que hay uruguayos que votan desde hace décadas, pero son solo aquellos que pueden viajar al país el día de las elecciones; los interesados en votar y que por su situación económica no pueden costear el pasaje, quedan sin amparo y sin poder ejercer sus derechos cívicos.

Dentro de la discusión por el derecho al voto, la comisión creada por la interpretación de la ley 19.654, deberá pensar cómo se va a articular el derecho al voto: si de forma consular -en la que el ciudadano vota de manera similar que en Uruguay pero mediante mesas especiales instaladas en los consulados uruguayos-, o epistolar -en la que el voto se envía por correo al país donde se hacen las elecciones-.

Leticia Rizzo