Presentaron documental que muestra la vida de niños y adolescentes trans en Uruguay

NO TOQUEN A LOS NUESTROS

Rodrigo Falcón en el documental Vivir como un guerrero

Vivir como un guerrero es un documental que muestra la vida de niños y adolescentes transexuales, realizado por el colectivo Trans Boys Uruguay (TBU), con la colaboración de la Secretaría de la Diversidad de la Intendencia de Montevideo. El documental, de una hora de duración, trata de visibilizar lo que viven las familias y los propios niños y niñas. En concreto, se enfoca en mostrar cómo es su lucha diaria frente a la discriminación y en combatir la algunos argumentos que en las últimas semanas se han manifestado en contra del proyecto de Ley integral para personas trans, a discusión del Parlamento. Desde los colectivos que están a favor de la iniciativa consideran que muchos de esos discursos, especialmente aquellos que hablan sobre menores de edad, contribuyen a una desinformación sobre el tema, que repercute negativamente en la vida de cientos de personas trans.

La sala destinada para proyectar el documental realizado por Lucas Santos, un adolescente trans, quedó chica para la cantidad de personas que se acercaron al Teatro Solís el domingo 26 de agosto por la tarde. Los organizadores esperaban una sala llena, pero no imaginaban en ningún momento que quedaran alrededor de 150 personas sin poder entrar. Mientras tanto, afuera del teatro, varias personas recolectaban firmas para apoyar el proyecto de ley integral, para luego presentarlas ante el Parlamento.

Minutos antes de que se comenzara a ver el video, hablaron integrantes de TBU, quienes recordaron que el colectivo se formó “hace casi cuatro años, en una casa de familia, con seis varones trans”. “Me genera muchas emociones. De esos fundadores solamente quedo yo, pero hay un montón de gurises que hoy son parte del colectivo, y eso hace que me ponga muy emotivo”, expresó Rodrigo Falcón, presidente de TBU.

Patricia, mamá de Agustín Cheda, adolescente trans que participó junto a su familia del corto cinematográfico, también habló antes de la exhibición del documental, y manifestó el deseo de que todas las familias apoyen a sus hijos en el proceso de cambio, igual que en su caso ocurrió con Agustín. “Somos parte de TBU que nos abrió sus puertas como familias de adolescentes de chicos y chicas trans. Este video que hizo Lucas, demuestra que estamos orgullosos y somos familias que estamos para contener a nuestros hijos y acompañarlos. Quisiéramos que todas las familias fueran así y que no tuvieran ningún adolescente, ninguna niña y ningún niño que pasar por una situación diferente a las de nuestras familias. Pero lamentablemente sabemos que no todos son así y es por eso que está la ley”, comentó.

Cuatro historias bastaron para que los asistentes al lanzamiento se emocionaran y se informaran con testimonios en primera persona sobre lo que significa ser trans en la niñez y en la adolescencia. Las historias de Matías, Liam, Agustín y Sofía, una niña pequeña de tan solo siete años de edad, mostraron que no es fácil que -primero- la propia familia y -luego- la sociedad acepten que a veces se nace en un cuerpo equivocado.

Después del documental, el presidente de TBU señaló que más allá de que en el audiovisual se veían cuatro historias, “en el colectivo hay alrededor de 24 familias que sí apoyan a sus hijos”. Al mismo tiempo, Falcón se dirigió a quienes se han manifestado frente al Palacio Legislativo en contra de los artículos del proyecto de ley integral trans que prevén que los menores de 18 años puedan cambiar su sexo sin la necesidad de contar con el consentimiento de sus padres. “A estos mismos padres que salen ahora a rajar su vestidura diciendo ‘a mis hijos no los toquen’, yo les digo que a sus hijos no los queremos tocar, queremos que no toquen a los nuestros, a las niñas y a los niños trans”, planteó.

En ley

Acerca de una evaluación de la actividad, Falcón señaló a SdR que “la gente está muy abierta a esta temática, porque no eran solamente personas LGBT y sus familias. Había gente que no tenía nada que ver y sin embargo se hizo el tiempo para venir, escuchar y ver. Gente que quiere entender y saber la verdad”. Acerca del proyecto de ley que se encuentra en el Parlamento, aclaró que la iniciativa sigue en discusión en el Senado y que, hasta el momento, su texto no se ha modificado ni se ha sacado ningún artículo. Además, lamentó que “a un sector muy reducido de políticos” por “conveniencia” le sirve sumarse a los conservadores cristianos religiosos y rechazar el proyecto de ley. “Quieren boicotear algo que está pensado para una población que ha sido históricamente vulnerada y lo quieren hacer basados en mentiras. Ni siquiera es la realidad lo que están diciendo, están deformando el proyecto de ley”, sentenció.

Por su parte, para Agustín Cheda, este proyecto de ley es una “apertura de puertas” para gente que las tiene cerradas, y ratificó lo importante de contar con el apoyo de los familiares. “Creo que la gran mayoría de los que estábamos hoy acá tenemos el apoyo de nuestros padres, por ende, creo que para ellos significa lo mismo que para mí, pero para las personas que no tienen oportunidades significa una chance de una vida digna”, aseguró a SdR el adolescente. Además, piensa que los padres que no apoyan a sus hijos porque pertenecen a otras generaciones, en las que ser parte de la comunidad LGTB está mal visto, y prefieren quedarse “con pensamientos del siglo anterior”.

Según aseguró, las familias que no apoyan a sus hijos tendrían que replantearse sus valores y respaldó sus dichos con un frase de su madre, Patricia: “Lo que prima es el amor, y si vos no apoyás a tu hijo, repensá cuál es tu concepto de amor”.

El documental Vivir como un guerrero puede verse en internet, en el canal de Youtube Colectivo TBU, pero además va a ser presentado el 4 de setiembre en el aula magna de la Facultad de Psicología de la Universidad de la República, y el 10 de setiembre en el Centro Cultural Teatro Florencio Sánchez, del Cerro.

Jonathann Bentancor