Continuan sin novedades las excavaciones en Neptunia en busca de desaparecidos

EN BÚSQUEDA DE LA VERDAD

Marcha del Silencio. Foto: Rebelarte

Un equipo de antropología de la Secretaría de Derechos Humanos para el Pasado Reciente de Presidencia de la República comenzó a excavar este lunes por la mañana un terreno en Neptunia, por orden de la Fiscalía, en busca de restos de desaparecidos en dictadura. La Fiscalía de Derechos Humanos maneja información sobre este predio desde hace tiempo, pero las excavaciones se concretaron ante la posible innovación en el terreno por parte de sus dueños.

Las denuncias y testimonios de vecinos de la zona sobre posibles enterramientos de detenidos ilegales en este lugar no son nuevas; sin embargo, los trabajos comenzaron esta semana. El director de la Secretaría de Derechos Humanos para el Pasado Reciente, Héctor Díaz, contó a SdR que se adelantó la gestión “ante un trámite de construcción en ese terreno”  que  “no se quería autorizar antes de sacarse la duda”. El director de la Secretaría agregó que la denuncia recibida por el fiscal provino de la Intendencia de Canelones (IC).

Según explicó Díaz, el trabajo de los antropólogos de Presidencia constituye una “colaboración” a una iniciativa del fiscal Especializado en Delitos de Lesa Humanidad, Ricardo Perciballe, por lo que no maneja toda la información respecto a los motivos de las actividades y su desarrollo. De todas formas, manifestó que aún es pronto para tener alguna novedad respecto a la excavaciones y que el trabajo en el predio durará “al menos una semana” y quizás culminado ese período, “se tendrá una idea de si hubo movimiento de tierra”.

Se trata de una propiedad privada sobre el arroyo Pando, a medio kilómetro del peaje de la ruta Interbalnearia, en el kilómetro 34. El área de excavación del predio son unos 400 metros cuadrados, delimitados por los antropólogos en coordinación con personal de la IC, que además se encarga de proporcionar la logística y materiales necesarios para el desarrollo de los trabajos.

Venimos a muy buen ritmo, quizá en pocos días podamos terminar. El trabajo con retroexcavadora, que parece ser muy invasivo, es una manera de intervenir un lugar muy rápidamente. Hablamos con el maquinista, le explicamos la forma de trabajo, la herramienta parece dañina pero nosotros podemos parar a tiempo cuando vemos un cambio en el sedimento y trabajar a mano”, sostuvo la antropóloga encargada de las excavaciones, Alicia Luisardo, en entrevista con Telemundo. A su vez, la antropóloga manifestó que “no estamos dando ningún tipo de información, pero las tareas se están cumpliendo con normalidad”.

Sobre la proximidad del predio a la casa de José Sande Lima, un ex policía del grupo de coraceros que fue procesado en 2006 y condenado en 2009 por el homicidio de 28 personas en 1976, Díaz comentó que no fue un elemento determinante en el comienzo de las excavaciones.

Lucía Gandioli