Jubilados pueden desafiliarse de AFAP solo hasta marzo de 2019

SE LIBERAN

 

Foto: BPS

Dentro de los “cincuentones”, 10.562 decidieron desafiliarse de las AFAP, 6.137 personas agendadas para recibir asesoramiento y 4.093 que ya no podrán desafiliarse. Ramón Ruiz, representante de trabajadores en el directorio del Banco de Previsión Social, sostuvo que “lo más importante de esta ley es que brinda la opción: si quiere el sistema solidario de BPS o el privado y de ahorro individual”.

Desde la representación de los trabajadores del Banco de Previsión Social, se sostuvo que los actuales números no dan lugar a “un balance” porque sería muy “prematuro”. Ramón Ruiz dijo que el mecanismo de asesoramiento ha sido satisfactorio y que los números se adecuan a lo que habían proyectado. Lo importante del caso “no es la cantidad de personas desafiliadas”, sino que se “brindó la posibilidad de elegir” y no estar en un sistema obligatorio, dijo Ruiz.

Luego de realizado el asesoramiento por parte del BPS a quienes se incluyen en la ley 19.550 -denominada Ley de los “cincuentones”-, 10.562 decidieron abandonar el régimen de AFAP que los incluía por obligatoriedad. Fueron 27.676 las personas asesoradas, de las cuales 21.356 son trabajadores activos y 6.320 jubilados. Respecto a los trabajadores activos, se desafiliaron 8.281, lo que significa un 39 por ciento, y en los jubilados la desafiliación fue 2.281, equivalente al 36 por ciento. Estos números pertenecen a las personas que decidieron desafiliarse al momento del asesoramiento. Quedan 13.021 que aún pueden hacerlo dentro del plazo establecido de 90 días. El informe presentado por el Equipo de Representación de los Trabajadores en el BPS indica a su vez que 4.093 personas ya no podrán desafiliarse dado que caducó el plazo.

Para Ramón Ruiz, los números que se manejan hasta el momento no “generan sorpresa”. Consideró que responden a lo que el equipo “preveía”, pero que existió cierta “campaña” respecto a que “toda la gente se iba al BPS” y eso derivaría en un desborde de la seguridad social. A pesar de mostrar satisfacción sobre el asesoramiento para aquellos incluidos en la ley, dijo que “estamos en un sistema de muchísimas incertidumbres”. Consideró que el régimen de las AFAP interactúa con otras variables que no son el trabajo o la seguridad social, sino que tiende a ser un sistema que prioriza la “especulación”, las inversiones y la rentabilidad.

Con respecto a lo que vendrá, sostuvo que los jubilados tendrán posibilidad de desafiliarse de las AFAP hasta marzo del año próximo, y que es “muy importante” que el interesado sepa el momento en el que debe ir a asesorarse. En este sentido remarcó la importancia de las etapas del proceso, donde el trabajador o jubilado debe agendarse, asesorarse y luego decidir si concreta la desafiliación.

Diego Anchorena