Peñarol planea instalar una ciudad deportiva en un terreno lindero a su estadio

EN CRECIMIENTO

Maqueta del proyecto Ciudad deportiva Peñarol / Fuente: Club Atlético Peñarol

El Club Atlético Peñarol proyecta una ciudad deportiva en un terreno de 20 hectáreas ya comprado, próximo al Campeón del Siglo (CDS), su estadio recientemente inaugurado en las cercanías de Zonamérica. El jueves 13 de setiembre se realizó una presentación pública del proyecto en el Palacio Peñarol, y ahí se planteó que, con el apoyo de dirigentes e inversionistas, se espera que el espacio cuente con instalaciones de “primer mundo”. Con el presidente de la institución, Jorge Barrera, a la cabeza, acompañado por el vicepresidente Rodolfo Catino, el ingeniero Alejandro Ruibal, y representantes de la empresa que llevará adelante la obra, Peñarol dio a conocer detalles del ambicioso proyecto.

La ciudad deportiva contará con espacio para juveniles y para el plantel de primera división, y tendrá cinco canchas de entrenamiento, salas de musculación, alojamiento para todos los integrantes de la institución y un mini estadio, que se espera sea la principal atracción. “El concepto ciudad deportiva hace referencia a un lugar donde se concentra todo, donde se tienen canchas para formativas, para primera división, canchas techadas, sintéticas, salas de musculación y concentración, como también toda la parte nutricional y psicológica para el deportista, que cada vez se trabaja más”, señaló a SdR Ruibal, ingeniero del Estadio CDS. “Lo primero que hicimos es tener un plan y comprar las tierras que están ubicadas cerca del estadio”, agregó.

Una de las formas de recaudar fondos para completar el proyecto, en el que en una primera fase se invertirá un millón de dólares, será la realización de eventos. El próximo será el 11 de octubre, cuando se realizará una ceremonia con cena show en las instalaciones del CDS, cuyo ticket tendrá un valor de 250 dólares por persona, en un evento que promete ser de “otro mundo”. Además de la presentación de detalles del proyecto, habrá una gastronomía de primera línea, sorteos y regalos, que completarán una noche de fiesta para los hinchas del club que concurran. Quienes colaboren con esta iniciativa pasarán a ser socios fundadores del proyecto, y tendrán su nombre inscripto en una estrella en los muros de la futura ciudad deportiva.

Consultado sobre la concreción a corto plazo del proyecto, Ruibal señaló que “para el año que viene tenemos la idea de tener dos o tres canchas, pero no tenemos un plazo marcado. La construcción de toda la obra puede llevar dos o tres períodos dirigenciales, pero lo bueno es que, al tener este plan, uno puede hacerlo por etapas”. Según el ingeniero, “al estar en un club grande uno siempre está obligado a ver qué cosas se pueden mejorar”.

Mathias Tilve