Sindicato Anestésico Quirúrgico evalúa posible huelga

EN CONFLICTO

Foto: SMU

El martes 2 de octubre, el Sindicato Anestésico Quirúrgico (SAQ) inició un paro de 72 horas tanto para el ámbito público como para el privado, que afectó la atención en las policlínicas y la realización de cirugías no oncológicas. El conflicto se desató porque el sector anestésico quirúrgico no tiene representación directa ante el Sindicato Médico del Uruguay (SMU).

El miércoles, el SMU firmó un acuerdo con el Grupo 15 de los Consejos de Salarios, perteneciente al rubro servicios de salud y anexos, que regirá durante los próximos dos años. El acuerdo prevé mejoras salariales para médicos del sector privado, a través de aumentos semestrales. Además, establece que el salario de aquellos médicos que cobran hasta un 15% por encima del sueldo base aumentará 8,5% en el primer año, y 8% en el segundo. En suma está previsto que en el caso de los médicos que tengan un salario mayor al 15% del mínimo establecido, haya un incremento de 6,5% en el primer año y de 6% en el segundo.

El SMU respondió al SAQ a través de una declaración en la que sostienen que “el SMU defendió en minoría y hasta lograrlo, el mismo aumento salarial para todos los médicos y especialidades, incluyendo las anestésico-quirúrgicas”. Además, el gremio señala que “representa al colectivo médico de todo el país y mantiene informados a todos los actores involucrados”.

SdR conversó con Daniel Montano, delegado del SAQ, quien expresó que el sindicato quiere que exista una negociación salarial por subgrupos, ya que cada una de las 14 sociedades científicas tiene “su realidad y es diferente”. El SAQ pretende participar y dialogar desde su especialidad, ya que no quieren ser representados por el SMU o que otros decidan por ellos cuando “no conocen la realidad” de la especialidad anestésico quirúrgica.

Montano sostiene que en un acuerdo firmado por su sindicato y el SMU se incorpora un delegado del SAQ en la comisión de recategorización, lo que “es mejor que no tener nada”. Dicho puesto fue colocado a último momento en el acuerdo porque desde el principio el SMU se negaba a su participación, agregó. No obstante, Montano concibe que el SAQ sigue siendo minoría en la comisión, porque también es integrada por el SMU y el Poder Ejecutivo, representado por los ministerios de Economía y Finanzas, Salud Pública y de Trabajo y Seguridad Social.

Por otro lado, el integrante del SAQ considera que ello es producto de una intencionalidad política, porque algunos integrantes del SMU forman parte del gobierno, lo que lo lleva a dudar de que su interés sea luchar por la situación de los médicos y no por un interés político.

Si bien la Sociedad Uruguaya de Urología se pronunció a favor de la huelga, para Montano no se va a llevar a cabo, aunque en la semana el resto de las sociedades científicas estarán en diálogo sobre este tema. Para el integrante del SAQ, es importante que el sector anestésico quirúrgico pueda mejorar su calidad de asistencia con respecto a los pacientes; para ello se deberían realizar controles de calidad y ver los resultados de la evolución de los usuarios después de las intervenciones, consideró Montano.

Sadia Baudino