Prohíben a policías el uso de aparatos electrónicos en horario laboral

SIN CELULAR

Foto: Facebook Ministerio del Interior

El director de Policía, Mario Layera, firmó una circular que prohíbe el uso de celulares a policías mientras se encuentran en servicio. La presidenta del Sindicato de Funcionarios Policiales de Montevideo (Sifpom) afirmó a SdR que si bien la medida es correcta, “la realidad que vive el policía en la calle no coincide con la orden”.

La medida establece la prohibición del “uso de celulares u otros dispositivos” que disminuyan la “capacidad de respuesta”, con excepción de riesgo de vida para sí o un tercero. En la resolución se especifica que la orden es tomada para evitar distracciones que pongan en riesgo al personal policial “debido al incremento de la actividad criminal violenta”.

Para Patricia Rodríguez, presidenta Sifpom, esta orden resurge por la viralización de imágenes de policías con sus celulares en el centro de Montevideo. “Es una presión más que nada social, igual me parece bien que sea un llamado de alerta. Acuérdense que a nosotros en un descuido se nos va la vida”, opinó Rodríguez y agregó que la medida no los sorprendió, ya que la orden estaba vigente y lo que se hizo fue reafirmar la prohibición del uso de celulares y la obligación de permanecer fuera del vehículo (en caso de que las condiciones climáticas lo permitan) al realizar custodias. Además, opinó que la circular “no dice nada que esté fuera de lugar, el tema es que la realidad que vive el policía en la calle no coincide con la orden”.

La presidenta del sindicato afirma que sus colegas muchas veces utilizan el celular personal para el trabajo y la tarea cotidiana porque no cuentan con “un sistema de comunicación excelente” y “a veces ese celular le puede salvar la vida a un compañero”. Si bien Rodríguez entiende que en algunos ámbitos del sector privado su uso está prohibido, considera que la situación no es comparable ya que el policía no tiene acceso a un teléfono que pueda proporcionarle la empresa en caso de emergencia.

Rodríguez también opinó que lo que hay que hacer es educar y realizar charlas de concientización sobre el uso de teléfonos móviles para que esta medida no quede sólo en una prohibición, sino “que sirva para que el Ministerio del Interior (MI) revea y evalúe en los diferentes departamentos y unidades como está el tema de la comunicación”, sostuvo. Destacó además que la fiscalización de la orden es compleja ya que los funcionarios policiales probablemente utilicen el celular ante una emergencia personal, trabajan muchas horas en la calle “y no dejan de ser personas”. Actualmente los dispositivos móviles “de por sí tienen un funcionamiento laboral” ya que se utilizan “para pasarse la nómina semanal de descansos, o los mismos jefes de las unidades envían las novedades por Whatsapp por su mayor rapidez”. Agregó que para un civil la imagen de un policía con un celular le da la pauta de que está “chateando”, y “en realidad capaz que está refiriendo la matrícula de un auto robado”.

Consultada por el procedimiento a seguir en caso del uso del celular con fines no laborales, aclaró que probablemente se le aplique al funcionario una observación o una sanción, y luego tendrá la posibilidad de recurrirla en caso de considerarla injusta. Además, los asociados al sindicato cuentan además con un abogado al que pueden acudir en caso de que la sanción les parezca inadecuada.

Desde el MI prefirieron no dar declaraciones sobre el tema.

Eliana Vila