Las firmas para derogar la ley de riego

CON EL AGUA AL CUELLO

Foto: Ministerio de Ganadería Agrucultura y Pesca (MGAP)

La Federación de Funcionarios de OSE (FFOSE) afronta la última semana de la campaña para alcanzar las 650.000 firmas que activen la solicitud de referéndum para votar la derogación de la ley de Riego. El plazo para presentar las firmas ante la Corte Electoral vence el próximo 26 de octubre. Nicolás Ferreira, secretario de FFOSE, declaró a SdR que “las organizaciones no pusieron en la calle los militantes que tendrían que haber puesto”.

En diálogo con SdR el responsable de la secretaría del agua de FFOSE, Nicolás Ferreira, confirmó que se están recolectando las firmas del interior del país y que se espera tener una cifra oficial entre el lunes y martes de la próxima semana. A mediados de setiembre se hizo público que la campaña llevaba recolectadas 400.000 firmas. Sobre esta cifra Ferreira declaró: “esa fue una estimación que un compañero hizo en base a datos que nos iban dando. En este momento hay una gran incertidumbre sobre la cantidad de firmas”.

Los organizadores no tienen planificado seguir con la campaña; desde el 8 de octubre comenzaron el denominado plan retorno que consta de recolectar las papeletas que se encuentran en diversos puntos del país para corroborar que tengan los datos suficientes y presentarlas ante la Corte Electoral.

Ferreira enumeró las principales discrepancias con la actual Ley 19.533 que se aprobó en octubre del año pasado: “entendemos que esta ley de riego es inconstitucional por varios aspectos. No solo viola el artículo 47 de la Constitución (relativo a la protección del medio ambiente), sino que también viola la Ley de Política Nacional de Aguas y la Ley de Ordenamiento Territorial”. Luego agregó “nosotros decimos que va a potenciar aún más la contaminación de los embalses debido al uso del agua en los cultivos de soja, maíz transgénico, sorgo y trigo”.

Además enfatizó que la ley favorece la privatización: “el operador privado controla la calidad, la cantidad y la disponibilidad de los cursos de agua desde las cuencas. Las personas que quieran acceder al riego mediante esta ley tienen que firmar un contrato con las sociedades agrarias de riego”.

Ferreira también criticó que la ley se aprobó en menos de 48 horas y que ningún legislador o bancada parlamentaria de los partidos políticos consultó a FFOSE sobre su postura con respecto a la nueva ley. También remarcó que “el debate serio comenzó el 31 de octubre de 2017 cuando nosotros como sindicato dijimos que íbamos a juntar firmas para promover un referéndum y que la gente decida”.

El secretario de FFOSE declaró que hubo poca militancia en la recolección: “las firmas están, el problema son los militantes. Ni los sindicatos, ni las organizaciones sociales tuvieron la capacidad de destinar una serie de compañeros para la recolección de las firmas. Las organizaciones no pusieron en la calle los militantes que tendrían que haber puesto”.

Hugo Prieto, vicepresidente de FFOSE, informó a SdR que en los últimos días varios miembros del sindicato retornaron a Montevideo con firmas: “un grupo trajo las firmas recolectadas en Rivera, San Gregorio de Polanco, Tacuarembó, Durazno Florida. Otros estuvieron en Melo, Río Branco, Treinta y Tres, Rocha, Chuy, Lascano, La Paloma, Minas y Maldonado. Y un tercer grupo recorrió Young, Salto, Paysandú, Fray Bentos, Mercedes y Dolores”. Tanto Prieto como Ferreira afirmaron que unas 800.00 papeletas se pusieron en circulación con la campaña y esperan llegar a 700.000 antes del 26 de octubre.

Gastón Beltrán