Estudiantes e ingenieros del país exponen sus proyectos en una feria científica

LA CIENCIA DEMUESTRA

Participantes del concurso de “Construcción de puentes con materiales no tradicionales” de la feria de Ingeniería deMuestra. Foto: Carla Olivera / SdR

En octubre, por décimo año consecutivo, la Facultad de Ingeniería (Fing) de la Universidad de la República, junto con la Fundación Julio Ricaldoni, desplegó la feria científico-tecnológica más grande del país, denominada Ingeniería deMuestra. Durante tres días el público recorrió proyectos de tesis y trabajos de grado que fueron exhibidos en 111 stands.

La particularidad que tuvo el evento este año es que por primera vez se descentralizó y la muestra recorrerá el país con ediciones en Tacuarembó y Rocha. En setiembre se presentó también en el departamento de Salto, en el centro universitario Regional Norte.

Varios sectores de la facultad recibieron a un público, en su mayoría de estudiantes, interesados en aprender y conocer sobre distintas investigaciones y avances científicos que se desarrollan en el país. Cada instituto, perteneciente a la Fing, estaba separado según una temática o especialización. Por ejemplo, un grupo de estudiantes del Instituto de Ingeniería Mecánica y Producción Industrial  (IIMPI) presentaron su proyecto de grado, con el cual innovaron con la construcción de una máquina que permite colocar baldosas de porcelanato, sobre superficies con contrapiso, que facilita realizar el trabajo en menos tiempo y con un mejor acabado.

En otro de los espacios de la feria se desarrolló el concurso de “Construcción de puentes con materiales no tradicionales”. Agustín Spalbier, coordinador del sector, contó a SdR que la propuesta era que los participantes pudieran construir puentes con elementos como papel reciclado, hojas comunes unidas con cascola de colores y con una base de telgopor (material plástico espumado). Luego de que los puentes construidos se secaron, fueron puestos a prueba y el más resistente se llevó un premio de 300 dólares. Los participantes pertenecían a carreras de Ingeniería, Química y Arquitectura.

Otro de los concursos que entusiasmó al público fue “Mi tesis en 180 segundos”, certamen que se desarrolló en el anfiteatro de la Fing y que tuvo como objetivo desafiar a los egresados a defender su tesis en tres minutos para el público general. Los puntos que tomaron en cuenta para elegir al ganador fue la eficacia de su comunicación, el atractivo de la presentación y la concordancia con la tesis presentada. El jurado evaluó a siete participantes que se presentaron.

La ingeniera Mariana Mendina, que obtuvo el doctorado en mecánica de los fluidos aplicados, se llevó un premio de 300 dólares por defender el estudio que realizó a partículas en fluidos para tener mejores diseños de ingeniería.

El evento contó con la presencia de Bardo Científico, grupo que realiza monólogos de divulgación científica. Vanesa Rostán, licenciada en Química, y Andrés Pastorini, informático y docente, contaron a SdR que el objetivo de sus espectáculos es comunicar y divulgar contenidos de ciencia con un tono ameno y divertido.

Carla Olivera