Jóvenes uruguayos que practican BMX quieren profesionalizarse para competir en el exterior

OBSTÁCULOS POR SALTAR

Foto: SdR

Pese a que no cuentan con pistas adecuadas para practicar el BMX ni con apoyo de la Federación Ciclista Uruguaya, un grupo de jóvenes fue invitado a competir en un torneo profesional en San Nicolás de los Arroyos, Argentina, en octubre de este año. Fueron por siete días pero se quedaron sin dinero, lo que los llevó a tener que acampar frente al lugar donde se disputaba el torneo. Aún así, pudieron quedar entre los primeros puestos de la competición.

Un mensaje por Instagram, que terminó siendo una invitación para participar en una competición en Argentina, hizo que Federico Rodríguez, Danilo Perdomo y cinco jóvenes más -entre ellos dos mujeres- juntaran plata para cruzar el charco desde Uruguay y se quedaran en Argentina durante una semana para demostrar sus habilidades en el BMX, una disciplina dentro del ciclismo en la que se puede competir tanto en carreras como en estilo libre. 19, 20 y 21 de octubre eran los días de competición, pero los uruguayos llegaron cuatro días antes para poder acostumbrarse a las pistas, que son totalmente diferentes a las que están habituados. No obstante, como se quedaron sin dinero para pagar un hotel, terminaron acampando frente al lugar de la competencia los últimos tres días.

Ya tienen dos invitaciones más en Argentina, una para diciembre de este año y otra para marzo, para las que entrenan dos o tres veces entre semana en la Plaza Seregni de Montevideo y los fines de semana en Canelones, en donde hay rampas similares a las que encontraron en Argentina. De todas formas, aún no saben si van a poder ir a ambas competiciones por los costos que implica el viaje y a que no es seguro que puedan acceder a una licencia en sus trabajos.

Saben que si no viajan, no progresan, debido a que en Uruguay no hay muchas pistas y las que hay no están en las mejores condiciones. Federico comenzó a practicar BMX hace cinco años por moda, mientras que Danilo lo hizo por medio de un compañero de la UTU, quien entrenaba en la Plaza Seregni y lo incentivó a que se comprara un bicicleta para enseñarle el deporte. Si bien cuando comenzaron no se conocían entre ellos, eso no fue impedimento para que se integren al resto del grupo para saltar en sus bicis. Ambos coinciden en que, en comparación con Argentina, existen grandes diferencias en la situación de los ciclistas: “Allá [el deporte] es profesional, tienen una federación. Es más, hay un argentino que es el segundo mejor del mundo. Lamentablemente, en Uruguay no pasa lo mismo, acá es sólo fútbol, después es muy difícil que apoyen otro deporte”, coincidieron.

Pasos a seguir

A pesar de todo, Federico y Danilo no pierden las esperanzas de que las cosas mejoren a corto plazo. Es por eso que próximamente van a formar un asociación civil sin fines de lucro que los habilitará como club, para luego poder federarse a nivel departamental. Junto a ellos y a muchos otros deportistas del BMX está Germán Rodríguez, futuro presidente de la asociación.

En conversación con SdR, Rodríguez comentó algunas de las ideas que el colectivo de ciclistas tiene en mente de cara al futuro. En concreto, habló de formar el club y crear un reglamento, que se basará en el de la federación argentina encargada de regular todos los deportes extremos del país vecino y en el de la Unión Ciclista Internacional (UCI), ente que regula todas las disciplinas dentro del ciclismo, ya que es necesario que los reglamentos de las federaciones nacionales lo contemplen. Rodríguez ya comenzó con la redacción de un texto, pero se encontró con barreras, como el hecho de que se exige que las pistas tengan más de 60 metros cuadrados y, en lo posible, más de 30 metros de largo, de forma que se pueda agarrar buena velocidad, algo con lo que no cuenta Uruguay. A raíz de esta complicación, están elaborando un proyecto que presentarán en la Intendencia de Montevideo (IM) para que les cedan un predio en el que funcione la sede del club y se construya una pista acorde para que quien quiera practicar BMX se sienta seguro y no haya que que compartir el espacio de la plaza con otros usos, por ejemplo, el de personas en situación de calle que duermen ahí.

Una vez concluida esa etapa, pretenden lanzar tres fechas de campeonatos para 2019, con el fin de que los competidores obtengan puntos UCI, que se les piden para participar en competencias de prestigio, como panamericanos y juegos olímpicos. “Si vos no tenés puntos UCI no podés representar a tu país. Tenés que ser el deportista que tiene más puntos UCI dentro de tu país para salir al exterior y representarlo. Hoy en día eso no es posible en Uruguay porque no tenemos competencia reconocidas por la UCI”, mencionó Rodríguez.

En tensión

En relación al vínculo con la Federación Ciclista Uruguaya (FCU), Rodríguez señaló que desde dicho organismo se les prometió un lugar dentro de una sub comisión, algo que no se cumplió por discrepancias internas en la federación, y por eso decidieron formar un club. Además, se intercambiaron mails y se reunieron para obtener la ayuda de la FCU para conseguir el predio de la IM, pero esas gestiones no avanzaron. “Vamos a presentar una carpeta en la IM con el proyecto armado para ver dónde nos pueden dar un lugar. Pensábamos presentar el proyecto ante la federación y que ellos hablen con la IM, pero cortaron relación con nosotros. Hemos tratado de reunirnos con ellos, pero primero nos posponen las reuniones y luego las suspenden. En un principio, la federación estaba muy afín, pero ahora está más afín a que nosotros hagamos todo; nos darían un lugar entre ellos, pero sin apoyo”, dijo Rodríguez. Además, el ciclista afirmó que les prometieron un espacio en el Velódromo Municipal de Montevideo para que pudieran guardar las rampas creadas por ellos, pero hasta hoy siguen esperando: “Hicimos los planos y el presupuesto, les envié por mail la propuesta con las dimensiones de las rampas. Me dijeron para tener un día con los jerarcas una reunión, hasta que llegó el día y me llaman para suspenderla. Si eso seguía en pie, hace dos meses que teníamos un lugar físico”, explicó.

Consultado al respecto, el presidente de la FCU, Federico Moreira, dijo no recordar ni los intercambios de mails ni la reunión con los deportistas de BMX, por lo que no podía negar ni afirmar que hayan sucedido . “Si tuve reuniones no recuerdo, yo no tengo el BMX en mi cabeza. Tenemos 1.500 corredores y 50.000 problemas”, señaló. En relación al pedido de un predio a la IM, el presidente de la federación declaró que no puede decir que es un tema pendiente para el organismo porque no depende de ellos. “No está muy a nuestro alcance poder solucionar un tema de predio, cuando no nos corresponde, el tema del predio es municipal”, se exusó.

Además, Moreira explicó los pasos a seguir para federarse a nivel departamental: “Primero tienen que formar un club. Para formar un club tienen que tener personería jurídica, que puede llevar meses, un año o dos, y nosotros no otorgamos eso. Lo hace el Ministerio de Educación y Cultura (MEC), luego va a la Secretaría Nacional de Deporte, ellos lo remiten a la FCU para ver si hay alguna objeción y si no la hay, la persona jurídica comienza su trámite. No somos nosotros los que tenemos que darle vida a esa asociación, es el MEC quien regula la asociación sin fines de lucro”.

Moreira entiende que hay un teléfono descompuesto o “vagos conocimientos” acerca de cómo es competir a nivel internacional. “Cualquiera de los clubes que están federados en cualquier otra disciplina, cuando obtienen puntos en las competencias no lo suman para el club, lo suman para el país. La UCI te da los puntos para el país, no para el club. El hacer registro correspondiente no te va a dar ningún derecho a que luego puedas representar al país, porque quien decide quién sale a competir al extranjero en representación del país es la FCU. Si ellos se registran y cumplen todos los pasos, los vamos a apoyar como a cualquier otra institución. La pirámide se hace por la base. La base es que una asociación civil tenga su personalidad jurídica”, agregó.

Por último, negó rotundamente que se haya prometido que los practicantes de BMX podrían guardar rampas en el Velódromo: “¿Guardar rampas en el Velódromo, cuando nosotros de casualidad tenemos dos habitaciones ? Tenemos que llevar nuestras cosas a otros depósitos porque no tenemos lugar ahí; te lo desmiento categóricamente”, aseguró.

Jonathann Bentancor